Cultura general,  El café de hoy.,  Experiencias de parejas

Visitas agradables, vs visitas no gratas.

Que cool tener quienes nos visiten, y que cool es tener a quienes ir a visitar. Pero que fastidio cuando esto se convierte en una obligación, en una imprudencia, en una desconsideración. Hostigamiento en resumidas cuentas.

Nos hemos motivado a realizar este artículo, considerando los puntos esenciales desde los ángulos que se relacionan con esta actividad social y familiar que llamamos, visitas.

Tipos de visitas.

  • Visitas familiares, visitas para socializar, visitas de compromisos sociales, visitas de viejos amigos, visitas de nuevos amigos, visitas de nuevos encuentros, visitas de reencuentros, visitas de negocios.

COMO ANFITRIÓN

El anfitrión es quien recibe la visita, se esmera en tener preparado y acomodado el lugar y ambientación en el que recibirá dichos invitados.

Cerciorarse de la calidad humana y social de sus visitantes es vital, para disfrutar el encuentro y que sea de agrado unánime. Desde su educación, cultura e incluso gustos musicales. Quias no seas de los que te sientas cómodo escuchar un playlist por esas horas del Lápiz consciente y que ellos no sean unos aficionados de Sabina.

Temas y gustos en común, no cuenta como requisito, porque con el comportamiento apropiado básico todo irá fluyendo.

La calidad y cantidad de atención dará a entender a esta visita que tan como te sientes recibiendolos. Es importante equilibrar la atención, ni tan excesiva que incomode, ni tan distante que den ganas de adelantar nuestra despedida como visitantes.


COMO VISITANTES.

Desde este ángulo, somos los que nos desplazamos a ese lugar, ese hogar, a visitar esos amigos o familiares según sea el caso.

Es importante establecer horario una vez se haya confirmado la fecha, pero el horario de llegada especialmente para ser puntual. Lo más puntual dentro de lo prudente, el ambiente puede sentirse alterado, pesado, si se les hace esperar de manera imprudente y sin justificación a los anfitriones.

Horario de partida. El dominicano o el latino, no suele tomar en cuenta el horario de partida porque asume que eso se decidirá según el ambiente. Y si, es muy importante la prudencia a la hora de terminar esa visita, que no se convierta en un silente hasta nunca más en la despedida, o en una sensación secreta de fastidio en un próximo aviso.

Infórmese sobre los hábitos y costumbres, incluso de los compromisos habituales comerciales, profesionales de los anfitriones, esto servirá de guía básicamente.

Exceder el tiempo de despedida, es exceder los consumos no calculados de los anfitriones, es alterar sus hábitos y extender su agotamiento provocado por todo el proceso que previamente realizó para recibirlo.

No seas exigente, la sensación de menosprecio está a flor de piel especialmente si visitas un lugar humilde de limitados recursos. Debemos moderar con más atención y de manera más especial aunque dentro de lo posible lo más natural y auténtica que lo puedas sentir y expresar.

Lleva un obsequio, un vino, una cava, un paquete de café, un cactus, 2 tazas de café, o el postre, pero lleva algo, no es obligatorio, pero es un gesto simbólico que ayuda a crear el ambiente. Si no te fue posible lograrlo, recuerdalo posteriormente aunque sea en tus mejores palabras esa velada. Especialmente si fue un primer encuentro.

PARA AMBOS CASOS.

Estamos en una era digital que nos adentra a la casi absoluta distracción, acción que puede dejar una mala interpretación frente a quienes sí tengan el control de este mal hábito de la actualidad.

Puedo dejar el mensajes de que estoy aburrida, o incómoda, que no me siento en mi ambiente, que no hay nada interesante para mi en este lugar. Tanto como anfitrión como si fueras el visitante, dejamos una negativa interpretación respecto a esta acción.

Precaución

  • Cuidar la moderación y el uso oportuno del humor negro
  • Temas personales de ninguna de las partes, especialmente su pasado,
  • No alterar el presupuesto de los anfitriones
  • Que sentirte cómodo/a no descuide la prudencia en tu vestir,
  • Si prefieres no interactuar con mascotas, avisa a tiempo y de manera prudente, pero jamás muestre rechazo, asco o violencia contra estos.

En casa ajena las pijamas no llevan pronunciados escotes!

Sobre todo no olvides, como dejes el espacio que ocupaste, dejará mucha información sobre ti. Desde cabellos por doquier aun sea en la ducha.

Gracias por leer este articulo. Recuerda que tus aportes son tan valioso como el articulo mismo. Déjanos saber tu opinión en los comentarios. No importa si sea en anónimos.

Articulo formulado y redactado por @claribeltorres1

View this post on Instagram

A post shared by Claribel Torres (@claribeltorres1) on

“>Te puede interesar 10 errores que pueden convertirte en persona no grata cuando visites un hogar. Post en instagram. Dale un clic.

Plasmo pensamientos, sentimientos y vivencias en letras.

4 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.