Experimentos Sociales

Ser permisivos. Un mal necesario que requiere medida y equilibrio.


Por permisivos nos han lacerado, ofendido, y se han aprovechado de nuestras circunstancias.

La actitud permisiva es la favorita de los oportunistas.

Ser permisivos nos cuesta valioso tiempo e importantes recursos. Ser permisivos es importante, sólo si se maneja con la justa medida y equilibrio constante o permanente.

Ventajas

Nos ayuda a ser más sociables, conversador y empáticos con los demás. Más extrovertidos y tolerantes.

Desventajas.

Todo en exceso tendrá negativas consecuencias, debemos conocer y respetar el límite de cada situación o circunstancias como bien sabemos.

Ser permisivos en exceso de tiempo y constancia nos deja secuelas normalmente en nuestra desventajas. Laceramos la relación de pareja, familia, amigos o compañeros en cualquier indole si no respetamos el límite que ambas partes deben conocer y conservar.


Ser permisivos sin equilibrio nos costará tiempo, recursos y desgastes emocionales.

  • Cuando somos permisivos en la oficina, sufrimos las consecuencias de abusos de poder y de responsabilidades.
  • Cuando somos permisivos profesionales devaluamos nuestra profesionalidad y tiempo.
  • Cuando somos permisivos sin limitaciones en la relación, sufriremos las consecuencias de la desconsideración.
  • Cuando seamos permisivos En ambientes familiares, surgirán las diferencias de opiniones, la falta de respeto y consideración a tu persona. Se lacera la comunicación y por último los vínculos se dispersan.
  • Cuando excedemos ser permisivos en la relación con los amigos, se dan situaciones de inestabilidad emocional y en muchos casos financieramente. Entramos a la lista de las víctimas de los oportunistas.


-Por permisiva han invadido mi espacio y privacidad 
-Por permisiva me han robado los créditos de mucho esfuerzos 
-Por permisiva he tolerando absurdas e innecesarias ofensas 
-Por permisiva he perdido importante suma de dinero confiando y complaciendo gente 
– Por permisiva he desperdiciado valioso tiempo y sacrificado mejores momentos 
-Por permisiva me mortifiqué con circunstancias absurdas.


Revisemos qué tan permisivo estamos siendo en la actualidad. Analicemos qué nos está costando y pongamos en marcha el plan de mejora por nuestro bien, por el bienestar propio y de los que nos rodean. Por la salud de esa relación que nos vincula con los demás. 

Gracias por leer este interesante artículo. No olvides escuchar nuestro episodio de permisivo en nuestro podcast en Spotify, damasycultas.

Un clic en esta imagen te llevará al episodio de este artículo.

Recibe nuestro abrazo virtual.



Artículo formulado y redactado por.

Plasmo pensamientos, sentimientos y vivencias en letras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas